h1

El nuevo curso

2 septiembre 2009

Como si fuera la vuelta al cole, comienza el nuevo curso.

Personalmente, prefiero medir los ciclos en función de las vacaciones, asi voy calculando lo que llevo y lo que me falta para las siguientes. Cuestión de gustos.

Acaban de terminar unas vacaciones extraordinarias, en las que me he esforzado por desconectar en todos los sentidos, en el físico y en el virtual, para coger con mas ganas, o con algo de ganas al menos, los retos pendientes. Hace tiempo comprobé que se trataba de una especie de maniobra de supervivencia. O me dedico durante un tiempo a hacer algo completamente distinto o me saturo hasta perder el interés y buena parte de la ilusión.

LLevo años cambiando de aires, del sur al norte, como marco inmejorable para la desconexión. De una gran ciudad a un pueblecito, en el que para hablar por el móvil hay que ir a la plaza y para navegar hay que armarse de paciencia. Otros amigos, otras rutinas, muchas mas horas de sueño, que terminan por permitir el verse a uno mismo con cierta distancia y corregir lo que hasta hace muy poco era una necesidad, para dejarlo en algo muy relativo. Muchas de las cosas importantes de la vida dependen de donde y como estemos, es decir, de nosotros mismos.

Como habrás podido observar si has llegado hasta aqui, mi nivel de misticismo habitual ha subido algunos enteros despues de las vacaciones, lo que corrobora lo que estaba comentando en los parrafos anteriores. Pero no hay porque alarmarse, volveré a mi nivel de lucidez habitual en unos pocos días, y empezaré a echar cuentas de lo que me queda para las siguientes vacaciones. Uffff¡

Hasta pronto.

Anuncios
h1

Yes we can

19 julio 2009

Hace poco leí sobre la utilización de los medios en política, y de como los modelos pioneros se han ido produciendo en las elecciones presidenciales en los estados unidos, algo lógico si atendemos a su pretendido liderazgo social y económico.

Roosevelt fue pionero en la utilización de la radio como medio principal y novedoso de su campaña y de su mandato. Algo parecido hizo Kennedy con la televisión unos años despues y el mismo esquema se ha producido en las últimas elecciones, en las que muchos coinciden en señalar que la utilización de Internet ha sido clave en la victoria de Barack Obama. Es lógico prever que durante su mandato se potenciará este medio para informar y crear opinión. En un conocido memorandum, publicado en la página web de la casa blanca, el propio Obama justifica la necesidad de que su gobierno sea transparente, participativo y colaborativo.

Además de coincidir plenamente con estas ideas, espero que no se quede en una mera declaración de intenciones y se cumplan los objetivos planteados en el documento, en el que hace referencia a las nuevas tecnologías como herramienta y establece la necesidad de utilizar herramientas, métodos y sistemas innovadores para la interoperabilidad: podríamos decir que lo ha clavado.

En reciente artículo en El Pais,  Francis Pisani profundiza en las claves de los primeros seis meses de mandato de Obama al respecto de la utilización de las TIC. En palabras de uno de los responsables de tecnologías del gobierno americano, “se trata de cambiar la forma como trabaja el Gobierno y toma decisiones. Podemos crear un movimiento viral que abra realmente el Gobierno”. La transparencia administrativa se convierte en una de las claves para mejorar el servicio público. Por cierto, el título del artículo no puede ser mas revelador: “Gobierno: ¿el fin del secreto?”

h1

Post de Lourdes Muñoz: Compromiso

7 julio 2009

Me parece muy coherente el último post de lourdes muñoz en su blog, alguien que desde la mas alta esfera política defiende postulados muy próximos a los mios, y de modo muy particular en lo que respecta al software libre. Ella misma nos hace un resumen de su intervención en el FISL, del que destaco a continuación las claves de lo que en su opinión son las claves de la políticas públicas en lo que respecta a la sociedad del conocimiento, y que personalmente suscribo en su totalidad.

Las políticas públicas deben apostar por una sociedad del conocimiento. Hay siete temas clave en las Políticas Públicas:

  • Políticas de inclusión para usos sociales
  • Acceso a la banda ancha
  • Net Neutrality
  • Más capital riesgo
  • Promocionar el software libre
  • Web 2.0 como espacio de participación ciudadana
  • Los contenidos del estado deben ser públicos

 

Lo dicho, una breve e inteligente guía para orientarnos.

h1

El síndrome de Ana Rosa Quintana

25 junio 2009

Es una pequeña broma que utilizamos algunos amiguetes del gremio. No tengo nada contra esta señora. Es mas, pienso que hace muy bien su trabajo. Sin embargo, hace un tiempo se metió en un lodazal cuando le dió por escribir un libro, que por cierto recibió un importante premio de las letras españolas, y al poco fue acusada de un evidente plagio que ella nuna negó.

Su primera reacción fue justificarse atribuyendo el plagio a “un error informático”, como si con ello finalizase con la necesidad de tener que dar mas explicaciones y como si los ordenadores fuesen capaces por si mismos de elegir los textos apropiados y unirlos para formar un libro. La culpa debía estar entonces en el hecho de no haber instruido correctamente a tan vil maquina para que se abstuviese de utilizar textos de otro autor, culpa imputable por lo tanto al fabricante del cacharro o a alguno de esos extraños seres que los toquetean sin que nadie sepa muy bien lo que realmente están haciendo.

Y ahí es donde radica tan extendido síndrome , del que nuestra amiga es una de las primeras y mas insignes víctimas. Y es que no hay muchas cosas peores que utilizar la caradura propia y lo ignorancia ajena para justificar mentiras. Probablemente a nadie que se dedique a esto de la tecnología le es extraño la utilización de excusas de este tipo para “tapar” algun que otro agujerillo, y despues de mucho tiempo de observarlo me temo que no tiene otra solución que asumirlo y dejar que el tiempo ponga a cada uno en su sitio.

Y es que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo.

h1

Se buscan Tarotistas

22 junio 2009

Leyendo este fin de semana las páginas de economía de un conocido diario de difusión nacional me he encontrado una curiosa oferta de empleo que invita a la reflexión.

Antes de nada aclarar que ni soy economista, ni entiendo muy bien la economía. El ejercicio de hojear este tipo de páginas va mas relacionado con encontrar determinadas tendencias en el mercado y algún artículo que pudiera ser suficientemente digerible para una mente tan poco económica como la mía. Me suelo (mas bien solía) centrar en las ofertas de empleo, de donde se pueden extraer interesantes conclusiones de por donde va el mercado laboral, de la incidencia de la crisis en determinados sectores, y sobre todo del estado del arte en el ámbito que mas me incumbe, el de las tecnologías de la información.

También me gustaría aclarar mi tradicional desconfianza hacia todo lo relacionado con la economía, probablemente consecuencia de mi falta de formación y de cierto recelo provocado por la falta de previsión ante la crisis actual, lo que lleva a concluir que tampoco deben ser muy de fiar las previsioanes al respecto de cuando vamos a salir de ella. Unido a todo esto, siempre me quedaba la duda de si quien informaba era verdaderamente imparcial a la hora de difundir una previsión. ¿Realmente alguien que supiese del estado del mercado inmobiliaro iba a avisar del desplome del mismo? No al menos antes de vender sus inmuebles  (en caso de tenerlos) o de cobrar un buen dinero por asesorar a quienes si los tienen. En cualquier caso pudiera existir un interés de no contar toda la verdad, o de incluso contar todo lo contrario. Esta misma reflexión es aplicable a cualquier ámbito de la economía.

Sin embargo, en las ofertas de empleo no hay trampa ni cartón. Tanto por el número como por el tamaño y contenido de los anuncios, es fácil hacerse una composición del la situación del mercado laboral. Recuerdo tiempos de decenas de páginas sepias llenas de ofertas de empleo, donde además, los relacionados con las tecnologías de la información figuraban en un lugar preponderante. Anuncios de página completa, con un derroche tipográfico innecesario, parecían parte de una especie de una competición por el “quie puede mas”. Pero esos tiempos ya han pasado. Este domingo pasado las ofertas se concentraban en dos páginas, y alguna de ellas sonaba bastante repetida, un claro indicio de que no debía tratarse de ninguna bicoca.

Sin embargo, la realidad siempre supera a la ficción. Uno de los mas llamativos solicitaba “Tarotista con experiencia contrastada para un canal de televisión en expansión”. Y todavía hay quien dice que hemos tocado fondo.

Cada cual que saque sus propias conclusiones.

h1

El barómetro del CIS

20 junio 2009

Se que está siendo muy comentado por la blogosfera, pero no me resisto a aoprtar mi humilde visión sobre los datos que nos aporta el CIS en el barómetro de marzo-09.

En general, y antes de entrar en detalles, comentar que me parece un encuesta bien realizada, con un conjunto de preguntas muy completo y que abarca un amplio espectro de la realidad actual al respecto de la administración electrónica. Las conclusiones, desde mi punto de vista, son francamente optimistas: estamos hablando de un nivel de uso mas que razonable para una oferta de servicios paupérrima, lo que permite aventurar una tendencia positiva una vez que la oferta se vaya consolidando.

A las preguntas sobre el funcionamiento “tradicional” de las administraciones públicas, la balanza se inclina hacia el lado negativo. Sin embargo a las preguntas sobre los servicios electrónicas que se prestan en la actualidad, las respuestas en general son muy favorables.

Sorprende que el 71.8% declare conocer la existencia de los servicios electrónicos, con un protegonismo muy evidente de la presentación telemática del IRPF. Sorprende todavía mas (me resulta contradictorio) que el 71.9% prefiera el presencial como canal preferente para comunicarse con las administraciones, mientras que solo el 19.7% prefiera Internet. Me gustaría pensar que “lo han probado poco”.

A preguntas sobre la utilidad de determinados trámites telemáticos, ronda el 80% la media de valoraciones útiles o muy útiles en todos los casos. En cuanto al tipo de administración, se constata la cercanía no sólo física de la administración local, que se traduce en una predisposición mayor a la tramitación presencial cuando el trámite es con el ayuntamiento que cuando es con una entidad es autonómica o nacional.

Resumiendo estos y otros muchos datos, se puede concluir que hay un porcetaje de alrededor del 20% de la población que podríamos calíficar de “maduro” en cuanto a la administración electrónica: la usa y la prefiere y un porcentaje que ronda del 40% que ni usa ni va usar medios electrónicos. Nos queda un 40% de “indecisos” con los que trabajar, sin descartar el cambio de vocaciones de entre los resistentes una vez que el número de servicios, la calidad de los mismos, y sobre todo la costumbre vaya convirtindo en habitual lo que ahora es todavía una novedad.

Desde mi humilde experiencia, estoy acostumbrado a trabajar con un nivel de “resistencia al cambio” muy superior al que parece concluirse de esta encuesta, en la que el porcentaje de resistentes no es muy alto, ni tiene argumentos muy sólidos. Pienso que es facil que se vayan produciendo cambios de tendencia y costumbre a la misma velocidad que vayamos siendo capaces de poner a disposición de la ciudadanía nuevos trámites electrónicos, ya que no debemos olvidar que los resultados se producen cuando el volumen de trámites es muy pobre.

Para concluir, creo que el camino a seguir está claro y libre de grandes obstáculos, aunque la velocidad debe incrementarse si no queremos perder el salvoconducto que parece que nos han dado.

Ánimo, y al tajo!!!

h1

Avilés y Leganes. Ejemplos a seguir

9 junio 2009

He tenido la oportunidad de compartir mesa redonda en las conferencias sobre eAdministración de esta mañana con dos interesantes personas. Victor Solla, del ayuntamiento de Avilés y Virginia Moreno, de Leganés. Con ambos he coincidido en visión y estrategia, solo que ellos han avanzado mucho mas en ese camino. Creo que son dos de los mejores ejemplos de ayuntamientos bien gestionados a nivel de desarrollo de la Administración electrónica.

A Victor lo había visto recientemente en un artículo de El Pais hablando de la red WiFi pública que han implantado en Avilés,  todo un ejemplo de sentido común y soluciones técnicas prácticas. Virginia ha presentado la Guía que muy próximamente va a presentar la FEMP para facilitar el tránsito hacía a la administración electrónica a ayuntamientos y diputaciones, con muy buena pinta, y que en breve podremos analizar. Me ha dejado muy sorprendido cuando ha comentado que la primera reingenieria de procesos en su Ayuntamiento se remonta a 1.999, ¡¡ al siglo pasado ¡¡, cuando debía sonar a chino a la mayoría. Esa visión explica muchas cosas.

Ambos han coincidido en la necesidad de un impulso político claro y decidido

En la misma mesa estaba Alfredo Segura, al que tuve oportunidad de conocer en su etapa de Director General en la Consejería de Justicia de la Junta. Ha sido una muy grata conversación y un placer recordar eventos y trayectorias comunes.

Espero mantener el contacto con todos ellos y seguir aprendiendo.